Fuente: Periódico CLM

El Gobierno regional ha invertido casi 60.000 euros con el objetivo de reforzar la protección de la fauna de la comunidad autónoma

Nueva unidad canina del cuerpo de agentes medioambientales de Castilla-La Mancha para impulsar la lucha contra el uso ilegal del veneno en el medio natural.

Nueva unidad canina del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha presentado la segunda unidad canina de la región compuesta por dos perros labradores entrenados para encontrar hasta ocho tipos de veneno, dos agentes medioambientales que ejercen de adiestradores, tres agentes de apoyo un técnico especializado.  

Se concibe como una unidad de ámbito regional especializada en la búsqueda de cebos envenenados en el medio natural y un servicio especial de apoyo a las labores de inspección de los agentes medioambientales.

La primera unidad, con sede en Albacete, opera los 365 días del año desde el 2008, está ubicada en el Centro de Recuperación de Fauna de esta capital y realiza actuaciones en todas las provincias castellanomanchegas y en comunidades limítrofes como Madrid y Andalucía; y entre 2021 y 2022, ha llevado a cabo 10 servicios preventivos en áreas críticas de campeo del lince ibérico y 38 actuaciones por sospechas de envenenamiento de fauna silvestre y especies protegidas, de las que resultó positiva una veintena.

El Ejecutivo autonómico ha invertido casi 60.000 euros en las instalaciones de Toledo, manutención, medicinas y controles veterinarios de los canes, y se han colocado seis boxes para los perros con almacén adosado además de delimitar un área de 618 metros cuadrados para el ejercicio.

Escudero ha advertido de que el veneno en el medio natural supone "graves daños en los ecosistemas" y afecta directamente a la conservación de numerosas especies de fauna amenazada. Por ello, ha recordado que Castilla-La Mancha fue "pionera" en la adopción de medidas en este ámbito con el Plan regional de lucha contra el uso ilegal del veneno, en el que se enmarca la nueva unidad canina y que será actualizado a lo largo de este año.

La actualización del plan incluirá Unidades especializadas de lucha contra el veneno (UNIVE) del cuerpo de agentes medioambientales, las nuevas capacidades de los Centros de Recuperación de Fauna Silvestre como centros de referencia forense, el Laboratorio Agropecuario y Ambiental de Castilla-La Mancha (Laraga) como referencia para la analítica toxicológica, y la adecuación a la nueva normativa medioambiental y cinegética y de los protocolos de actuación.

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.