AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Los Agents Rurals localizan 87 cadáveres de gatos y perros en la comarca de La Selva (Girona)

AddThis Social Bookmark Button
Los Agents Rurals encontraron el depósito durante una patrulla por la zona.

Los Agents Rurals localizan 87 cadáveres de gatos y perros en la comarca de La Selva (Girona)El Cuerpo de Agents Rurals efectuó a mediados de febrero la retirada de un depósito de cadáveres de gatos y perros que se había localizado en una zona boscosa situada en cala Salionç (La Selva). Esta acción se realizó junto con la colaboración de la del Ayuntamiento y la Policía Local de Tossa de Mar y el Consell Comarcal de La Selva.

El depósito de cadáveres estaba ubicado en el medio del bosque. Consistía en una acumulación de bolsas de diferentes tamaños. Cada una de ellas contenía el cadáver de un gato o perro. Los animales estaban en diferentes estados de descomposición. Los Agents Rurals identificaron todas las bolsas, hicieron el rastreo con un detector de microchips y se encargaron de la retirada y traslado de los cadáveres a un centro de incineración.
En total se identificaron 87 cadáveres, la mayoría perros de todo tipo de razas. 19 llevaban microchip identificativo.

Los Agents Rurals encontraron el depósito durante una patrulla por la zona

El hallazgo del depósito de cadáveres se produjo el pasado mes de enero cuando una patrulla de Agents Rurals efectuaba un recorrido a pie por la zona y detectó unos residuos vertidos en el medio del bosque y un fuerte olor.

En un primer momento se efectuó un rastreo superficial de la zona con un lector de microchips y se obtuvieron tres lecturas. Estas lecturas permitieron localizar a dos propietarios de perros, los cuales manifestaron que habían llevado a su perro enfermo a una veterinaria y que una vez el perro había muerto esta se había hecho cargo de la gestión del cadáver. Se da el caso, además, que el depósito de cadáveres se encontraba en la parte trasera de un chalet propiedad de un familiar de esta veterinaria. La veterinaria en cuestión actualmente está inhabilitada para la praxis veterinaria.

Los hechos han supuesto el traslado de diligencias a la Fiscalía de Medio Ambiente por un presunto delito de desobediencia, falsificación documental y estafa, y también se ha efectuado denuncia administrativa por gestión incorrecta de residuos.