Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Agentes Medioambientales buscan un oso pardo posiblemente herido

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: El País

Los investigadores analizan rastros de sangre encontrados para determinar si pertenecen al animal

Agentes Medioambientales buscan un oso pardo posiblemente heridoAgentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León buscan un oso pardo posiblemente herido de manera accidental durante una cacería de jabalí el pasado sábado. La zona de Fuentes Carrionas, en Palencia, está siendo vigilada para localizar el animal, según ha informado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en un comunicado. La población del oso pardo en la Cordillera Cantábrica se limita a unos 200 ejemplares y en los últimos años ha repuntado su número.

Un grupo cazaba jabalíes en la Reserva Regional de Caza Fuentes Carrionas, en Palencia, cuando el celador responsable detectó la presencia de un oso pardo en las inmediaciones de los puestos de los cazadores, desde donde estaban disparando.

Por la posibilidad de que los disparos pudieran haber lastimado al animal, el vigilante suspendió la cacería. Posteriormente, en la zona donde se avistó al oso se localizó un rastro con manchas de sangre y se avisó al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, que tomó testimonio a los cazadores de los puestos más próximos. 

Los investigadores, además, recogieron muestras de sangre del animal herido, que han sido remitidas al laboratorio para su análisis genético y para poder determinar así si efectivamente corresponden a un oso pardo, ha indicado la Junta.

La población de osos pardos en el norte de España se distribuye entre la Cordillera Cantábrica, donde la especie prácticamente desapareció durante los años 90, pero donde se ha ido recuperando en el último tiempo, y en los Pirineos, donde su declive " ha sido inexorable y continuado ante la perseverante persecución humana" y actualmente hay 40 ejemplares, según sostiene la Fundación Oso Pardo en su página web.

Durante todo este fin de semana se ha mantenido un operativo de rastreo en el que han participado agentes medioambientales, celadores, técnicos y veterinarios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, personal de la Fundación Patrimonio Natural y la Fundación Oso Pardo, y agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. En las tareas han participado además perros especializados en seguimiento de rastros de animales heridos. Dada la proximidad del límite territorial con Cantabria, se ha informado al Servicio de Conservación de la Naturaleza del Gobierno regional, cuyos agentes han colaborado también en el operativo.

Aunque todo el entorno se ha rastreado de "manera minuciosa", no ha sido posible localizar al animal, que puede haber abandonado la zona, de acuerdo con las autoridades. La Junta tiene previsto mantener la vigilancia en los próximos días, a la espera de los resultados del análisis genético de las muestras remitidas al laboratorio.