Login

Usuario
Password *
Recordarme

AEAFMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales)

Violencia al alza contra los Agentes Medioambientales

AddThis Social Bookmark Button

Fuente: El Mundo

La última denuncia interpuesta por un empleado público en Alicante enerva al colectivo, que se siente abandonado por la Administración

Violencia al alza contra los Agentes MedioambientalesLa reciente agresión a un Agente Medioambiental en Alicante ha vuelto a provocar las quejas del colectivo, que subraya que este tipo de incidencias va en aumento, sin que desde la Conselleria se haga nada para evitarlo.

El agente en cuestión realizaba hace unos días un control de quemas agrícolas en el norte de la provincia y se dispuso a visitar una parcela en la que se estaba realizando una quema en día no permitido. El propietario del terreno se mostró agresivo contra el agente, a quien propinó varios empujones, antes de marcharse precipitadamente del lugar.

Tras el incidente, el funcionario presentó la correspondiente denuncia en el juzgado por agresión y las denuncias administrativas por quemar en día no permitido, además de informar a la Dirección Territorial de Alicante y a la Subsecretaria de la que depende este cuerpo.

Desde la Asociación de Agentes Medioambientales de la Comunidad Valenciana (APAMACV) constatan que el incremento de la violencia contra estos empleados públicos es notorio en todo el territorio español. Sin embargo, subrayan que en ninguna otra Autonomía la situación de los Agentes Medioambientales es tan precaria. «Hemos perdido una legislatura que prometía reformas. Tras los asesinatos de nuestros dos compañeros agents rurals en Lleida, en enero de 2017, nuestra Conselleria sigue sin reforzar nuestra seguridad. Seguimos sin evaluación de riesgos laborales, sin uniforme, sin vehículos, sin rotativos, sin aumento de efectivos y sin protocolos o medidas contra estos actos de violencia» apunta Santano Álvarez, presidente de Apamacv.

Tampoco ayuda -apuntan desde esta asociación- la «poca diligencia en la tramitación de las denuncias». Aseguran que hay agravio entre quienes pagan las multas y quienes no lo hacen y esto a ellos les perjudica mucho, «especialmente en pueblos pequeños en los que tenemos que seguir denunciando las infracciones que se producen y nuestra autoridad queda en entredicho constantemente».

Respecto a este último caso, destacan que al denunciante le han prometido asistencia jurídica, aunque apuntan que esto no ha sido así pese a que se trata de un servicio obligatorio, al tratarse de empleados públicos. «En los últimos años hemos tenidos que asistir a juicios de faltas por agresiones, y no hemos recibido ningún tipo de asistencia por parte de Conselleria», indica Álvarez.

Para estos trabajadores, subyace la sensación de que la Conselleria de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas «parece que tiene claro que debemos desaparecer». Podrían haberles reforzado aprobando la Ley del Cuerpo, que -afirman- «ha quedado en el olvido». Además, apuntan que en la Ley de Medidas Fiscales, recientemente aprobada, se hace una reforma de su denominación y pasan a ser C1,13 «Especialistas en la Administración del Medio Ambiente de la GV», sin que prosperaran ni las alegaciones que presentó la propia Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

A esto se suma que el borrador de la Ley de Empleo también los incluye bajo esta denominación, por lo que Álvarez considera que «si esto se consuma, dejaremos de ser Agentes Medioambientales y la Comunidad Valenciana pasará a ser la primera que hace desaparecer a los agentes de la autoridad y defensores del Medio Ambiente después de 140 años».

Agravios

El colectivo se siente especialmente molesto con el gobierno del Botànic porque esperaban ver cumplidas una serie de promesas que no han prosperado en estos tres años de mandato. «De hecho, en esta legislatura se mantiene la situación lamentable en lo que se refiere al Medio Ambiente en general», apunta el presidente de Apamacv. «Las inversiones van en sentido contrario, y con todo esto quienes realmente pierden somos todos los ciudadanos de la CV, algo que no se esperaba y que deberá explicar la Vicepresidenta y el Presidente de la Generalitat».

Todo esto coincide, explicaron desde Apamacv, con la llegada de nuevos Agentes Medioambientales que «llegan para cubrir bajas y no tienen ropa, ni emisora, ni vehículos». Mientras, la asociación asegura que los vigilantes de la empresa Vaersa «van con tablets y vehículos nuevos y no de bajo coste, lo que supone un derroche de dinero público en favor de las privatizaciones».

Aseguran además que hace unos días remitieron una carta con estas quejas al nuevo Subsecretario de la Conselleria, aunque «por ahora no hemos tenido respuesta».