Fuente: El Heraldo

Los Agentes Forestales piden la renovación de los vehículos tras un accidente en Graus

Tras el último accidente los Agentes piden la renovación de los vehículosEl coche que conducía un agente de la zona de Ribagorza ha patinado sobre una placa de hielo y ha chocado contra una pared de roca. Por su antigüedad, 15 años, carecía de elementos de seguridad actualizados. 

Un agente de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón (APN) en la zona de Ribagorza sufrió este miércoles un accidente de tráfico durante su jornada de servicio. Afortunadamente, se encuentra en buen estado y todo ha quedado en un susto. No obstante, a raíz de lo sucedido, sus compañeros han reclamado una renovación de los vehículos que lleva este personal por otros apropiados a "nuestras funciones de emergencias y de policía medioambiental en el medio natural". El que conducía el agente accidentado tiene una antigüedad de 15 años. 

El suceso ocurrió a  primeras horas de la mañana, cuando uno de los APN del Servicio en Ribagorza, que tiene su sede en Graus, circulaba desde Chía hacia Castejón de Sos. El vehículo ha encontrado una placa de hielo en la carretera y el conductor no ha podido controlar la dirección. El coche ha terminado chocando contra la pared de roca que limita la vía por la derecha en el sentido ascendente.

Afortunadamente, el accidente se ha quedado en el golpe y en desperfectos en el vehículo, ya que el conductor no ha sufrido daños. El agente ha permanecido durante un rato junto al vehículo siniestrado para avisar a los (pocos) coches que circulaban por esta carretera a esas horas, como el del transporte escolar. La vía en cuestión es muy estrecha y tiene bastantes curvas ciegas por lo que el vehículo siniestrado parado en mitad de la calzada suponía un riesgo importante para la circulación. 

Responsables del servicio en Huesca alertan de la vejez de los vehículos que componen su parque móvil, no tanto porque estén en condiciones deficientes sino porque, por su antigüedad, muchos de ellos no incorporan elementos de seguridad comunes ahora en los coches que se están produciendo en los últimos años.

Además, insisten en que los nuevos vehículos deben ser "apropiados" a sus funciones. Es decir, que sean todoterreno y no todocaminos como los de las últimas entregas. "Los todocaminos nos están condicionando los servicios y vigilancias, hasta el punto que por determinadas pistas forestales no podemos transitar con ellos (con todoterrenos sí, aunque sean antiguos)", apuntan. "Es preferible que compren menos vehículos, pero que estén adaptados a nuestro trabajo y que no que sean los agentes los que tengan que adaptar su trabajo en función del vehículo disponible", apostillan los APN.

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.