eseucaenfrgldeitptroru

Asosiación Española de Agentes Forestales y MedioambientalesAsosiación Española de Agentes Forestales y Medioambientales

La Asociación de Agentes Forestales y Medioambientales de Canarias considera necesario ampliar el periodo de Alerta Máxima para poder cubrir con mayores garantías las alarmas generadas en los periodos previos al verano.
Asimismo, insta a los Cabildos a crear y dotar las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales, formadas por Agentes de Medio Ambiente, con el fin de esclarecer las causas de incendios y poder luchar eficazmente contra ellos.

AFMACAN valora la gran labor de los medios de extinción en Arico y solicita cambios y mejoras organizativas para luchar contra el fuegoDesde la Asociación de Agentes Forestales y de Medio Ambiente de Canarias (AFMACAN), queremos destacar la gran labor realizada por todos los medios de extinción de las diferentes administraciones que han actuado y continúan haciéndolo en las labores de extinción del incendio forestal iniciado el pasado jueves 20 de mayo en Arico. Sin querer olvidar a nadie (medios aéreos, comunicaciones, seguridad, logística, sanitarios, coordinación, protección civil, etc.) destacamos la ingente y ardua labor del personal de tierra, bomberos forestales que trabajaron en turnos de día y noche en zonas de difícil acceso.

De la misma manera, agradecemos el apoyo espontáneo mostrado por la ciudadanía canaria a todo el operativo de extinción, manifestado en cientos de publicaciones en redes sociales, medios de comunicación y en manifestaciones personales.

Sin embargo queremos destacar que pese a la rápida movilización por parte del Cabildo Insular de Tenerife de todos los efectivos propios de servicio ese día y la movilización medios forestales de extinción del Gobierno de Canarias y del Estado presentes en las islas, al no encontrarnos aun en el periodo de Máxima Alerta por Incendios Forestales, muchos equipos no pudieron actuar desde el primer momento, perdiendo de esta manera la oportunidad de controlar el fuego en un primer ataque.

Vallermoso-Hermigua-Los Acebiños (La Gomera) en 2008, Chozas Viejas (Tenerife) en 2015, Granadilla (Tenerife) en 2018, Cañada de Los Guancheros y Cañada Blanca (Tenerife) en 2019, Santa Úrsula, Bebedero e Icod el Alto (Tenerife), Tasarte (Gran Canaria) en 2020 y el actual de Arico en este 2021. Todos estos incendios de grandes dimensiones afectaron a nuestras islas en fechas que van desde febrero hasta la primera quincena de Junio, periodos donde estadísticamente no se registraban

incendios de importancia en las islas, pero cuya tendencia propiciada por años de sequía y el cambio climático ha alargado los periodos de peligrosidad.

Es difícil predecir si con mayor número de personal disponible estos incendios hubiesen evolucionado en superficie y peligrosidad como finalmente sucedió, pero lo cierto es que en todos ellos los equipos de extinción no se encontraban al cien por cien operativos. Se hace necesaria pues una adaptación de la normativa a la nueva realidad climática que modifique por ampliación el periodo de alta peligrosidad de incendios forestales permitiendo reducir las actividades de riesgo de incendio forestal, en los montes y zonas forestales o sus proximidades, y contar con más personal en esos meses previos al verano.

Por otro lado, la investigación de la causalidad de incendios forestales sigue siendo una asignatura pendiente en la mayor parte de los Cabildos Insulares. Si bien las inversiones, las infraestructuras, las comunicaciones y los protocolos de actuación en incendios forestales han mejorado en las últimas décadas en Canarias, no ha sido así con la obligatoria y necesaria investigación de las causas que los provocan. Sin conocer las causas que provocan los incendios no se pueden prevenir los mismos.

Los y las Agentes Forestales y de Medio Ambiente, como funcionarios públicos que ostentan la condición de agentes de la autoridad, en base a la vigente Ley de Montes y el INFOCA (Plan Especial de Protección Civil contra Incendios Forestales de Canarias), tienen legalmente encomendada la investigación de causas de incendios forestales. Del mismo modo poseen la experiencia, conocimiento del territorio y de los operativos de extinción, así como la formación y certificación necesaria para poder llevar a cabo dichas investigaciones. Sin embargo únicamente el Cabildo de Gran Canaria cuenta en estos momentos con una Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) formalmente creada, careciendo el resto de las islas de las mismas.

Desde AFMACAN instamos a los Cabildos Insulares y al Gobierno de Canarias a tomar las medidas necesarias para ampliar los periodos del año en el que se condicionan o limitan determinadas actividades de riesgo de incendio forestal, en el monte o zona forestal y sus proximidades; contar con los operativos de extinción plenamente activados, con los medios de refuerzo ya incorporados; y se constituyan BIIF insulares para el esclarecimiento de las causas de los incendios, como herramienta preventiva, pues solo conociendo las causas se pueden establecer políticas y mecanismos adecuados para su prevención, así como identificar al presunto responsable para exigirle las responsabilidades correspondientes y minimizar la sensación de impunidad que rodea los incendios forestales.

Suscríbete a las noticias

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook Síguenos en Instagram Canal de Youtube Suscríbete a las noticias
Estoy de acuerdo con el Política de privacidad

Síguenos en Twitter

OAK III

Vivencias y confesiones de un Agente Forestal, Oak III

Asociaciones Federadas

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.